domingo, 14 de junio de 2015

Crujiente de morcilla y piñones






Después de una semana ajetreada apetece comer sin las prisas diarias y tomar una cervecita con un picoteo distinto.

 Como este fin de semana nos ha tocado quedarnos en casita, he preparado estos bocaditos de morcilla que están de escandalo. Los he presentado de dos formas distintas: en saquitos que es una presentación preciosa y en rulitos, que son mucho mas cómodos a la hora de comerlos, sea cual sea su presentación están muy ricos. Os animáis a hacerlos?


Ingredientes

1 morcilla de Serón ( Almería ), esta morcilla es de almendra picante
1 cebolla
50 gr de piñones
Un paquete de pasta brick 
Un poco de mantequilla derretida para utilizar como pegamento
Hilo de cocina para atar los saquitos
Aceite

 


Así se hace.....

Corta la cebolla en cuadritos pequeños y ponla en una sartén con un poco de aceite a pochar hasta que este transparente y tierna. Añade los piñones y dale unas vueltas para que se tuesten. 

Quítale la piel a la morcilla y añádela a la sartén. Dale vueltas para que se rompa y se fría un poco soltando su propia grasa. Pasados unos minutos pon la morcilla a escurrir y espera a que se temple un poco.

Saca la pasta brick y córtala en cuadrados, rellena con la pasta de morcilla y dale la forma que mas te guste ( la pasta brick es muy manejable, pero se seca con facilidad y se cuartea. Debes mantenerla dentro de su envoltorio y sacarla conforme vas rellenando), ayúdate de la mantequilla para sellar los rulitos y del hilo para atar los saquitos.

Ponlos en la bandeja del horno y píntalos con un poco de huevo batido para que queden mas dorados. Precalienta el horno a 180 grados y mételos unos 10 minutos o hasta que cojan color.

También puedes hacer paquetitos cuadrados, triángulos o tipo milhojas.

En la foto se ve un rulo que he hecho de jamón york y queso para mi hija María que no come morcilla, ella se lo pierde!!! jajaja.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime que te parece esta receta....