martes, 10 de marzo de 2015

Tarbinas de Almería

 



















Cuanto tiempo hace que no habéis comido tarbinas? Sabéis que es? Para quien no las conoce dire que esta receta ha sido una de las cenas mas consumidas por nuestros padres y por algunos de nosotr@s cuando éramos niñ@s.

Con algo de pan, harina, aceite y azúcar se prepara esta especie de bechamel, un plato sorprendentemente rico, y que hizo que muchas familias pudieran dar cenas sorprendentes con muy pocos recursos.

Un plato típico de Almería, que tomábamos en las cenas invernales, calentito y dulce, todo un manjar!!!

Esta receta es la que nos ha preparado siempre mi madre, la abuela Paca, como la llamamos todos, y he aprovechado su visita a mi casa para que la preparara ella como la ha hecho siempre.

Me cuenta que cuando tenia almendras también le ponía ( fritas cuando se fríe el pan ) y que también las ha hecho con leche en ocasiones, pero yo quería la receta que ella comía en casa de mis abuelos y aquí ésta.

Ingredientes 

1 trozo de pan (mejor si es del día anterior)
Una cucharadita de postre rasa de matalahúva ( anís en grano )
1/2 litro de agua
100 gr de harina de trigo
Aceite
Azúcar
Una pizca de sal
 
                     

       
      Así se hace.....
 
Corta el pan en cuadraditos y fríelo en aceite bien caliente ( para que el pan no coja demasiado aceite ), apártalo sobre un papel absorbente y reserva.
 
Aparta la sartén del fuego para que pierda temperatura, y pon en el aceite que ha quedado la matalahúva para que se tueste, añade el agua, la sal y la harina y bate todo hasta quitar los grumos ( utiliza las varillas ), vuelve a poner al fuego hasta que la harina este cocida y pierda el sabor a cruda ( de 5 a 8 minutos desde que empieza a hervir ), añade una cucharada sopera de azúcar y el pan frito.
 
Servir en cuencos con azúcar espolvoreada y tomar caliente, aunque frías están también buenas.
 
Este plato se solía tomar en la misma sartén en la que se cocinaba, con azúcar espolvoreada por encima que se derretía con el calor y cada uno podía añadir a su gusto conforme se iba comiendo. Supongo que para tomarlo lo mas calentito posible.
 

5 comentarios:

  1. Es cierto lo que dices y me trajo gratos recuerdos de mi niñez. Mi abuela las hacia frecuentemente y siendo una familia humilde y con pocos recursos, este plato era todo un manjar.
    Por desgracia cada dia se olvidan mas las tradiciones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Nunca había ni probado, ni escuchado esta receta. Probaré a hacerla y también preguntaré a mi abuela, ya viejita a ver si ella las hacia con otro nombre,por esos cortijos
    .

    ResponderEliminar
  3. En mi pueblo Espejo provincia de Córdoba, esta receta se llama gachas dulces y están muy ricas!

    ResponderEliminar
  4. Pues hoy me acabo de comer unas hechas por una malagueña en Cataluña Buenas noches Bona nit

    ResponderEliminar
  5. A mi me las hacía mi madre cuando era pequeña y me encantaba..riquisimas

    ResponderEliminar

Dime que te parece esta receta....