miércoles, 1 de abril de 2020

Leche Frita de Almería



Así es como la abuela Carmela hacía su "Leche Frita", me gustaba mirar como la hacía, cuando en las primeras tardes de Semana Santa, ponía una olla en el fuego con la leche, la harina y el azúcar, y no podía parar de mover para que no se hiciesen grumos.

 Bajaba su vecina del quinto con todos los ingredientes, cansada de hacer intentos, decía que no le salía la masa igual, que la que ella hacía no estaba buena y Carmela (así llamaba yo a mi suegra por aquel entonces hace más de treinta años), le preparaba también la suya.

Tardes que quedan en el recuerdo y recetas que nos gustan mucho y que intentaré que no se pierdan haciéndolas cada año, mientras recordamos a estas personas entrañables que ya no están con nosotros.

Los ingredientes los tengo en cantidades grandes para que salga un buen plato para mínimo 6 personas. Se pueden dividir y hacer menos cantidad.

Esta es la receta original, no lleva canela en rama, ni cáscara de limón, ni vainilla, ni maicena, ni huevos.... Era la receta que hacían en su casa, su madre y su abuela y os aseguro que está tan rica que no necesita enrriquecerla con nada.  


Ingredientes

1,5 litros de leche a temperatura ambiente.
200 gr de azúcar.
400 gr de harina de trigo normal de todo uso.
Aceite para freir (yo, de oliva virgen extra).
Canela molida y azúcar para rebozar.


Así se hace...
Pon la mitad de la leche en un bol y mezcla la harina con unas varillas (intenta que no queden apenas grumos batiendo energicamente). Pon una olla lo suficientemente amplia al fuego con el resto de la leche y añade la mezcla que hemos hecho de harina y leche pasándola por un colador para quitar posibles grumos de harina cruda. Mantener a fuego medio (en mi placa de inducción al 5) sin dejar de remover con una cuchara de madera o varillas (primero con varillas y cuando empieza a espesar pasar a la cuchara de madera y cuando ha espesado del todo (que es cuando empieza a hervir) volvemos a utilizar las varillas).

Cuando empieza a hervir añadimos el azúcar y bajamos el fuego (en mi placa de inducción yo lo he tenido en el 3), y mantenemos removiendo sin parar (se pega con facilidad es importante no parar de mover) unos 10 minutos para que la harina cueza y no tenga sabor a cruda.

Poner la mezcla en una fuente de horno plana untada con unas gotas de aceite para que no se pege (o si la vas a freir en el momento échala sobre mármol), y déjala con el grosor deseado (a nosotros nos gusta fina; así la hacía mi suegra). Ponle papel transparente cubriéndola para que no haga costra. Guárdala en el frigorífico si quieres freirla al día siguiente.

Corta en cuadraditos y directamente a freir en aceite caliente. La masa ya está cocida, es simplemente dorar y sacar y poner sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.


Pasar los trocitos ya fritos por una mezcla de 2 cucharadas soperas de azúcar y media de canela molida (si te falta de esta mezcla la vas haciendo sobre la marcha para que no te sobre).

Lista para comer😋😋😋


miércoles, 25 de marzo de 2020

Mermelada de naranja sin azúcar



Me gustan las mermeladas para los desayunos pero no suelo comprar fruta expresamente para hacerlas. En esta ocasión he comprado una caja de naranjas ecológicas que están buenísimas y como #yomequedoencasa, tengo que aprovechar para hacer todo tipo de preparaciones con ellas. 

Es bastante sencilla la elaboración, pero os voy  a contar varios truquitos para que quede realmente buenísima. Os aseguro que este fin de semana tendré que volver a hacer. 

Animaos a hacerla y si la queréis con azúcar sólo tenéis que pesar la fruta ya pelada y cortada y ponerla 3/4 partes con azúcar, es decir, que si tenéis 1 kilo de fruta necesitaréis 750 gramos de azúcar. Eso es lo normal, yo suelo ponerle 500 gramos, no me gusta demasiado dulce.




Ingredientes:


6 naranjas dulces
Sacarina, stevia o el edulcorante que utilices (la cantidad depende de si te gusta más o menos dulce). Yo le he puesto 2 pastillas de sacarina por naranja. 
Unos tarros de cristal pequeños lavados con agua bien caliente. 


Así se hace...

Lava bien las naranjas y con la ayuda de un pelador saca algunas tiras de piel (es opcional) y córtarlas en tiritas finas. Ponlas a cocer con un poco de agua que hiervan dos o tres minutos, escúrrelas y repite la operación, vuelve a cocerlas, escúrrelas y reserva. 

Pela las naranjas intentando que no lleve mucha parte blanca, pártelas en trozos pequeños y ponlas en una olla preferiblemente alta por si salpica al hervir. 

Pon la olla a fuego medio durante al menos media hora, removiendo frecuentemente, aunque como no le he puesto azúcar es más difícil que se pegue, hasta que los trozos estén tiernos. Es el momento de poner el edulcorante, yo he añadido 2 sacarinas por naranja y como estas naranjas son bastante dulces, no he necesitado más.  

Pásale la batidora para que quede algo más uniforme pero con algún que otro trocito. Es el momento de probarla y añadir un poco más de edulcorante si te gusta más dulce. Añade las tiras de piel ya cocidas, mezcla bien y retira del fuego. 

Rellena los tarros, ciérralos y ponlos boca abajo para que hagan el vacío, aunque con esta cantidad se come rápido y no es necesario.





lunes, 23 de marzo de 2020

Hamburguesas de garbanzos


 Se ha puesto muy de moda comer hamburguesas no solo de carne, y me encanta la idea sobre todo para que l@s niñ@s coman más verdura y más legumbres. En estos días de #yomequedoencasa 💙es facil preparar unas hamburguesas sin carne.🍔#cocinadeaprovechamiento

Cuando las preparo de verduras🍆 utilizo el ajo, perejil y huevo que se asemejan más  a las típicas hamburguesas de carne, pero con las legumbres no puede faltar el comino, y algunas otras especias de las que tengamos por casa.😍



Ingredientes

Garbanzos cocidos (pueden ser de bote) en mi caso restos de un cocido
Harina de garbanzos (si no tienes ponle pan rallado)
1cebolla 
1/2 berengena que me había sobrado de otra preparación
Cominos molidos 
Curcuma
Ajo en polvo
Pimienta molida 
Sal
  

Así se hacen....

Coge una cebolla grande parte la mitad en cuadritos pequeños (brunoise) y la otra mitad en tiritas a lo largo (juliana). Pon una sartén con un pelín de aceite y dora la cebolla cortada en brunoise, deja que se temple.

 Parte la berengena bien pequeña y pasala tambien por la sartén con un pelín de aceite hasta que quede bien blandita (si te pasas con el aceite pon la cebolla y la berengena ya cocinadas en un colador para quitar todo el exceso de grasa).

En un bol machaca con un tenedor los garbanzos sin esmerarte mucho, que queden trocitos, agrega la cebolla, la berengena, las especias y un poco de sal. Mezcla todo bien y pruebalas para rectificar de sal y especias si fuera necesario. Añade un poco de harina de garbanzos o pan rallado si ves que la mezcla queda algo blanda hasta que adquiera una consistencia que te deje darle forma de hamburguesa, yo he utilizado un molde redondo pero se le puede dar forma con las manos.



Yo tenia los panecillos congelados, los he tostado un poco en la sartén a la vez que un poquito de la cebolla en juliana y la hamburguesa. Le he puesto queso, una rodaja de tomate y lechuga, kepchu y mayonesa. Salen buenisímas y lo mejor es lo que gusta a l@s niñ@s.



jueves, 19 de marzo de 2020

Galletas caseras


Hoy algo dulce y muy sencillo de hacer para alegranos la merienda (cosa que normalmente nos saltamos) pero con el "yo me quedo en casa" cumplimos religiosamente con todas las comidas.

Aprovechamos para hacer largas conversaciones que nos alimentan el alma y nos hacen conocernos un poco más.😍

Galletas caseras, mucho mejor que cualquiera de las que se pueden comprar industriales, sanas y con ingredientes naturales.😋



Ingredientes

1 huevo
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
100 gr de azúcar moreno
60 gr de azúcar
200 gr de harina integral de espelta
1/2 cucharadita de bicarbonato
Una pizca de sal
100 gr de chocolate troceado para fundir 



Así se prepara..... 

Mezcla la mantequilla con los dos tipos de azúcar, añade el huevo y sigue mezclando; por último la sal, el bicarbonato y la harina (tamízala con un colador para que no lleve grumos, te quedara el salvao en el colador pero no lo tires, échalo también en la masa).

Cuando esté todo bien integrado, añade el chocolate en trocitos y mezcla. Envuelve la masa en film transparente y métela en el frigorífico mínimo media hora.

Coge pequeñas porciones de masa y haz bolitas del tamaño que más te guste, colócalas en una bandeja con papel de horno. Aplástalas ligeramente para darle forma de galleta y ponlas separadas.

Precalienta el horno a 200 grados y hornea unos 15 minutos, si las quieres más crujientes déjalas 5 minutos más.


Como ves, en la foto crecen bastante, así que si quieres que te queden más bonitas que a mí ponlas más separadas. 😂

Con estas cantidades han salido 20 galletas hermosas.


martes, 17 de marzo de 2020

Huevos al plato personalizados



En estos días de "yo me quedo en casa" voy a apurar todo lo que tengo en mi despensa y en mi frigo. Hoy este huevo al plato personalizado al gusto de cada uno...

Para mis hijos con salchichas, pavo, tomate.... María además con cebolla, que le gusta mucho su dulzor cuando está cocinada y Juan con chorizo.

Para nosotros con guisantes y chorizo. Yo además al mío le he puesto un tomate picadito que me gusta muchísimo.




Ingredientes

Para todos....

Tomate frito
4 huevos
queso rallado

Para María:

Salchichas
Pechuga de pavo (fiambre)
Cebolla (cortada en juliana)

Para Juan:

Salchichas
Pechuga de pavo (fiambre)
Chorizo

Para el Papá:

Salchichas
Pechuga de pavo (fiambre)
Guisantes
Chorizo

Para mí:

Guisantes
1 tomate
Chorizo



Así los he preparado...

Corta en rodajas las salchichas, la pechuga de pavo en cuadritos, la cebolla en juliana y el chorizo en rodajas. Cuece los guisantes que en mi caso son congelados.

Pon en los cuencos los ingredientes que más te gusten y báñalos con el tomate frito. Mezcla todo bien con una cuchara y haz un hueco en el centro. Abre el huevo y ponlo en el centro del cuenco justo en el hueco que hemos hecho. Por último añádele el queso rallado.

Mételos en el horno precalentado a 200 grados encendido arriba y abajo unos 10 minutos o hasta que veas que el queso se ha fundido.