viernes, 2 de mayo de 2014

Galletas decoradas para cumpleaños

 
 
El día 30 de abril mi hija María cumplió 13 años y todos los que la conocéis sabéis que le gusta mucho preparar su cumple. Se pasó días pensando que podía hacer y como lo iba a celebrar este año.
Quería llevar algo a los compañeros de clase y las galletas le parecieron perfectas.
 
 
 
Nos decidimos por hacer unas galletas sencillas pero muy vistosas. Empecé pensando en darle distintas formas, sobre todo de números o letras y hacerlas de chocolate. Hasta que vi el colorante para glaseado y se me ocurrió darle color a la masa y simplemente ponerle el numero en lo alto. 
 
A María le ha encantado como han quedado y a sus compis también. 


 



Las hemos preparado con la receta de las galletas de mantequilla que tengo de un curso de cocina que hice hace mucho tiempo y que he utilizado en muchas ocasiones. 




Ingredientes para la masa

250 gr de azúcar
250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo grande o 2 pequeñitos
650 gr de harina de repostería
Media cucharadita de café escasa de sal
Esencia de vainilla
Colorante para glaseado (yo compre azul real y verde hoja)
Un poco de leche





Para la decoración

Fondant de color blanco
Fondant de color rojo
Azúcar glas para espolvorear bajo el fondant para que no se pegue a la mesa de trabajo
Moldes para números
Moldes de flores
Miel o mermelada que servirá de pegamento
Bolsitas transparentes
Cinta de regalo











Así se preparan...

Batir la mantequilla con el azúcar hasta que estén integradas formando una masa blanquecina, añadir la esencia de vainilla( con una cucharada pequeña es suficiente), la sal y el huevo, mezclar bien.

Añadir la harina (ya tamizada) poco a poco a la masa, cuando estemos terminando de añadir la harina la masa empezara a hacerse grumitos, es el momento de añadir un pelín de leche, la justa para que la masa no se resquebraje.

Falta poner el colorante, que yo lo puse al principio sin la harina, pero que tuve que rectificar al final para obtener el color deseado. Hay que ir poniendo poquito, la punta de una cucharita, y amasar bien para unificar el color.

Hacer un churro con la masa y envolver en papel film. Guardar en el frigorífico unas horas para que la masa pierda elasticidad.

Pasado este tiempo cortar un trozo de la masa y estirar con el rodillo sobre papel de horno y cubriéndola con otro para que no se pegue al rodillo. Dejar la masa de unos 3 mm de grosor y cortar de la forma deseada, yo utilice un molde redondo de 8cm de diámetro y me han salido unas 30 galletas de cada color, ya que hice dos tandas de masa, una de cada color.

Meter en el horno precalentado a 180 grados unos 10 minutos, no hay que dejar que se doren para que no pierdan color, así que mucha atención porque se hacen enseguida. Dejar que se enfríen.


Para decorar, trabajar  el fondant con las manos para que coja elasticidad estirar con el rodillo (hacerlo bien fino ya que el fondant es algo empalagoso) y marcar la forma, pegar a la galleta con un poco de miel (la calenté un poco para que estuviera mas liquida y así utilizar muy poca) os podéis ayudar de una brocha pequeña. Hacer lo mismo con el fondant rojo utilizando el molde que más os guste. Este molde de las flores lo he comprado en una tienda especializada y es muy sencillo de utilizar.


 
Por último, meter en las bolsitas transparentes y cerrar con la cinta.

Creo que lo he puesto todo, pero no dudéis en preguntarme si tenéis alguna duda.
 
 

4 comentarios:

  1. Cuando quieras nos juntamos un finde y aprovechamos para una maratón de pelis!!! jjjjjjj

    ResponderEliminar
  2. Cuando quieras nos juntamos un finde y aprovechamos para una maratón de pelis!!! jjjjjjj

    ResponderEliminar
  3. Cuando quieras nos juntamos un finde y aprovechamos para una maratón de pelis!!! jjjjjjj

    ResponderEliminar

Dime que te parece esta receta....