domingo, 23 de febrero de 2014

Pan de hamburguesa





Siempre he pensado que no hay nada como lo casero, así que siempre que puedo me llena de satisfacción cocinar yo.
Hoy he preparado este rico pan de hamburguesa tierno y jugoso, doradito y lo suficientemente firme para aguantar sin romperse con la humedad de la hamburguesa.

Ingredientes

1 huevo
25 gr de mantequilla
100 ml de leche
50 ml de agua
 20 gr de levadura fresca
1 cucharada de miel rasa
300 gr de harina de fuerza
Sal
Sesamo

Preparación

 Diluir la levadura en la leche templada, derretir la mantequilla y poner en un bol junto con el huevo, el agua y la miel. Añadir la sal y mover, ahora poner la leche con la levadura y volver a mezclar.
Ir añadiendo la harina ya pesada y tamizada ( pasar por un colador para que no tenga grumos y coja aire ). Amasar hasta integrar la harina, no hace falta amasar demasiado como en otras masas.
Una vez convertida en una masa homogénea dejar reposar en un sitio cálido y sin corrientes hasta que doble su volumen ( esta masa es mas bien blandita y un poco pegajosa, no añadais mas harina!!!!! Si lo hacéis quedaran mas duros).
Ya ha crecido la masa, ahora se pone en la mesa de trabajo con un poco de harina para que no se pegue y se trabaja un poco con las manos para sacarle todo el aire ( unos minutos ). Hacer un churro con la masa y ir cortando trozos de masa, yo los he cortado pequeños para hacerlos mini de unos 30 gr , se pueden pesar, yo solo he pesado el primero y los demás los he hecho a ojo ) me han salido 10.




Para darle la forma coger el trocito de masa redondear y hacer como que metes los filos de la masa por debajo de ella, hacerlo varias veces para que el panrcillo salga perfecto.
Ir colocándolos en la bandeja cubierta con papel para horno o espolvorearla con harina para que no se peguen, pintarlos con leche y ponerle por encima el sésamo. Dejar espacio suficiente entre ellos, p




Dejar espacio suficiente entre ellos, por que volvemos a dejarlos reposar hasta aumentar su tamaño al doble.
Precalentar el horno a 200 grados encendido arriba y abajo, poner los bollos y tenerlos unos 20 minutos o hasta que estén doraditos( a veces depende de los distintos hornos por eso el tiempo es solo orientativo).
Se mantienen muy bien varios días y se pueden utilizar para bocadillos rellenos de lo que mas nos apetezca,además congelan bien, sin mencionar que están riquisimos. Espero que os animeis a hacerlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime que te parece esta receta....